Los impactantes relámpagos en el ojo del huracán Dorian

El huracán Dorian ha crecido hasta alcanzar la máxima categoría, la 5, ha golpeado este domingo Bahamas con vientos de hasta 290 kilómetros por hora, los más altos registrados nunca en el noroeste del archipiélago. Las autoridades pidieron la evacuación de los residentes de zonas bajas, más expuestos a la subida de las aguas y a las lluvias torrenciales. Los vecinos se resguardaron en escuelas e iglesias, refugios poco seguros en unas islas mayormente planas, sin apenas altos donde protegerse de las inundaciones.

Un poco más al noroeste, en las costas de Florida y las Carolinas, cientos de miles de personas seguían con preocupación la evolución del huracán. Los expertos indicaban que, después de azotar Bahamas, avanzaría hacia el noreste, probablemente perdiendo fuerza. La previsión es que recorra, sin entrar de lleno en la costa este estadounidense, la costa de los Estados de Florida, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur (en este último se ha ordenado la evacuación obligatoria de más de 800.000 personas). Pero las autoridades advertían de que, aunque el Dorian permanezca en el mar y no llegue a entrar en tierra, sus efectos, en forma de fuerte oleaje, vientos y tormentas, podrían afectar peligrosamente a las localidades costeras.

Un avión cazatormentas de la agencia estadounidense NOAA recopiló, en plena lluvia de rayos, datos meteorólogos vitales sobre el huracán Dorian.

Leer más en: VAD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here