“Si autoridades venezolanas se niegan a dialogar, podrían ser sancionadas por la OIT”

El “diálogo social” es un principio fundamental entre los gobiernos del mundo y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aclaró el expresidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) Jorge Roig, vía telefónica con Contrapunto.

Roig advirtió que si las autoridades venezolanas se niegan a mantener comunicaciones con la organización “podrían ser sancionados”.

Roig explicó que las penalizaciones podrían tardar porque la “Comisión de encuesta”, debe realizar una serie de investigaciones para comprobar la veracidad de los alegatos de Fedecámaras y espera por la parte del Gobierno nacional.

El también miembro del Consejo de Administración de la OIT señala que han denunciado la persecución de los líderes sindicales, la falta de diálogo y los aumentos continuados de salario mínimo.

“Para un gobierno que dice ser obrerista, revolucionario que tenga una sanción moral de la casa de los trabajadores no es poca cosa”, dice.

Roig promueve un diálogo tripartita donde participen todas las partes involucradas para atender los problemas de los trabajadores venezolanos.

Sin embargo, se muestra escéptico a lograr un diálogo positivo con el Gobierno, es decir, “donde se deje de lado lo mediático y se tenga mantengan conversaciones donde se escuchen los argumentos, las partes cedan y se traten con respeto”.

Aunque las condiciones no están dadas señala que la OIT hace su mayor esfuerzo y quienes “no deseen dialogar no tienen que formar parte de la institución”.

Con información de Contrapunto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here