Los números que se esconden en el plan vuelta a la Patria

Según Nicolás Maduro, poco más de 600.000 venezolanos han emigrado recientemente. Aún así, sin que salga un venezolano más con intenciones de vivir en otro país, el plan Vuelta a la Patria tardaría 7 años para concretar el retorno, publica TalCual.

El impacto de la emigración de venezolanos durante los últimos años, especialmente en lo que va de 2018, encendió las alarmas de los países de la región, que en menos de dos semanas han convocado tres reuniones de carácter regional para abordar el tema.

Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Ecuador y Perú son los principales destinos de llegada de los venezolanos que salen por aire, tierra y hasta a pie para escapar de la crisis económica y social. Las autoridades de los países vecinos han tomado medidas de emergencia en control migratorio debido a la cantidad diaria de venezolanos que buscan entrar por sus respectivas fronteras.

Las cifras de las oficinas de migración de estos países señalan que en Colombia han ingresado 870.093, según un balance realizado durante el primer semestre de 2018; en Ecuador se han registrado 640.000 venezolanos de los cuales unos 200.000 permanecen en su territorio y el promedio de ingreso diario por sus fronteras es de 4.200; en Perú nada más este año ingresaron 280.000 venezolanos.

Aunque este fenómeno se ha acentuado durante los últimos dos años, el gobierno de Nicolás Maduro solo se refirió a este tema hace pocos meses cuando señaló que los venezolanos se van “a lavar pocetas” y que dejan el país “engañados, oyendo cantos de sirena”.

El 3 de septiembre en una alocución desde el Palacio de Miraflores, Maduro hizo referencia por primera vez a unas cifras sobre la emigración de venezolanos que calificó como “comprobables, certificadas y serias”, en una de las pocas oportunidades que desde el Ejecutivo Nacional se hacía mención de manera directa a las consecuencias que está dejando la diáspora venezolana en los países vecinos. Allí surgió el anuncio oficial del plan denominado “Vuelta a la Patria”.

“Claro que un grupo de venezolanos, producto de las guarimbas (disturbios), de la violencia, de la agresión, del bloqueo financiero del gobierno de Estados Unidos, quisieron probar suerte en el exterior y más del 90% están arrepentidos, de un grupo que no pasa de 600.000 venezolanos que han salido en los últimos dos años”, dijo Maduro.

Los datos provenientes de las distintas oficinas de migración de cada país y un informe de la Oficina Internacional para las Migraciones de la ONU reflejan que entre 2015 y 2017 la cifra de quienes se dirigen desde Venezuela a países de Suramérica aumentó 895%, que se traduce en que apenas en dos años salieron del país unas 925.000 personas.

Pero las cifras presentadas por Nicolás Maduro hablan de 600.000 venezolanos que han emigrado, de los cuales aseguró 90% “están arrepentidos y quieren regresar”. De ser así, significaría que unas 540.000 personas tendrían intenciones de volver, por lo que el Ejecutivo ordenó la activación inmediata de un puente aéreo para concretar la repatriación de estos ciudadanos.

“He activado en el marco del Plan Vuelta a la Patria un puente aéreo para que los venezolanos que se han censado puedan retornar a su país”, expresó.

Siguiendo el dato dado por Maduro y manteniendo un ritmo de 1.200 a 1.500 personas por semana, el plan podría traer de regreso en 330 semanas, es decir unos siete años, a un aproximado de 500.000 venezolanos que quisieran volver a la patria.

Pero si el retorno se hace en avión ya que los viajes recientes se han realizado en vuelos de Conviasa, la aerolínea estatal, solo dispone de aviones Embraer E190 con capacidad para 104 pasajeros.

Si se calcula un avión a capacidad llena se necesitarían 5.192 vuelos de retorno. Pero si se planifica la salida de dos vuelos diarios entonces tomaría 2.596 días: quiere decir que sin que emigre un venezolano más, el plan Vuelta a la Patria tardaría 7 años para concretar el retorno de los venezolanos que Maduro aseguró tienen disposición de volver.

Aunque la salida de estos venezolanos ha sido de distintas formas: conexiones aéreas, viajes en autobús o en los casos más difíciles hasta caminando, el costo del Plan Vuelta a la Patria será vía aérea y el costo será asumido por el Estado venezolano.

Al calcular el costo promedio de los pasajes para las cuatro ciudades que están contempladas en el plan habría que determinar que cada pasajero gastaría un promedio de $700 si viaja de Bogotá a Caracas, unos $1.500 si el regreso ocurre desde Lima, $1900 el asiento de cada venezolano que quiera regresar de Quito y un promedio de $2.000 si el retorno es desde Buenos Aires.

Tal cual

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here