Inicio Curiosidades Siete cosas que toda mujer debe saber antes de pedir un aumento...

Siete cosas que toda mujer debe saber antes de pedir un aumento de sueldo

Pedir un aumento puede ser intimidante, lo sabemos, pero hay maneras de sentirte más cómoda y preparada para hacer la gran pregunta.

Por si no lo sabías, hay muchas probabilidades de conseguir ese ajuste de sueldo. Y es que una encuesta hecha por Ellevate, una red global de mujeres profesionales, descubrió que el 75% de las encuestadas recibió un aumento de sueldo cuando lo solicitaron. Además, los resultados mostraron que las más jóvenes tenían una tasa de éxito del 68% al solicitar un aumento, mientras que las mujeres profesionales de mitad de carrera fueron las más exitosas con una tasa de éxito del 80%.

Y a ninguna de las mujeres encuestadas les bajaron el salario. ¿Qué quiere decir esto? ¡Que no pierdas nada con pedirlo!

Lo único que necesitas es el coraje y ciertas técnicas para demandar lo que mereces y obtenerlo. Hoy te damos esos tips:

Cree en ti misma

Primero debes estar preparada para ser tu propia abogada y creer, de verdad, que mereces ese aumento. Tener confianza en ti misma le hará pensar a tu jefe lo que ya sabes: que deberías recibir más dinero por tu esfuerzo. Sin eso, tus inseguridades pueden salir a flote.

Piénsalo de esta manera: si no crees en ti misma, ¿Por qué la empresa sí debería hacerlo? Sin embargo, requiere práctica para llegar a un nivel de confianza atractivo. Todos los días comienza con algunos mantras que te recuerden que eres irremplazable. Después de un tiempo, esa idea resonará en tu cabeza y si crees en ti misma, ellos también lo harán.

Mantén un registro de tu trabajo

No confíes en tu mente, te puede fallar al momento de entrevistarte con tu jefe. Por eso, haz una lista o crea un portafolio con los trabajos y logros profesionales, ten en cuenta el aporte que le das a la compañía. Comienza un diario o anota en tu calendario los triunfos a medida que vayan ocurriendo, así no olvidas nada. Todo esto servirá de evidencia para cuando más lo necesites.

Haz una investigación y determina lo que vales.

Consulta con tus colegas cuánto es un porcentaje de aumento razonable de acuerdo a tu profesión, así sabrás cuánto pedir o cuánto negociar. La mayoría de las veces, el salario se basa más en lo bien que te paras y negocias por tí mismo en lugar de tu antigüedad y habilidades.

Discute con alguien de confianza           

Consulta tu deseo de pedir un aumento con personas en las que confíes plenamente en tu oficina, con tu pareja o con un muy buen amigo. Sus opiniones no serán la respuesta definitiva, pero si te aclararán dudas y sus perspectivas te ayudará a tomar la vía correcta.

Edúcate y está preparado

Es importante ir a la reunión lista para refutar los reclamos fuera de base. La brecha salarial de género es real y sorprendentemente, algunas personas todavía eligen no creerlo. Vete armada y lista con esta información para que puedas citar tu evidencia cuando llegue el momento. Si tu jefe intenta argumentar que las mujeres eligen trabajos peor remunerados o (lo que es peor) que las mujeres tienen menos ambiciones, preséntale los hechos.

Si la respuesta ante el aumento es que la empresa ahora no tiene el dinero para dártelo, solicítale una nueva reunión dentro de unos meses para volver a renegociar. La idea es que siempre tengas como justificar tu merecido ajusto de sueldo, bien sea a corto o mediano plazo.

Practica tus habilidades de negociación

Cuando finalmente sea el momento de reunirte con tu jefe, asegúrate de estar lista. Ensaya tu discurso. Tener las palabras correctas planificadas hará que todo el proceso sea mucho más fácil, especialmente si tiendes a ponerte nervioso. Si tenemos el conocimiento, la ciencia realmente muestra que negociamos mejor que los hombres.

Ahí lo tienen: deben solicitar un aumento, porque es probable que si lo preguntan, ¡lo obtengan!

LA EONLINE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here